poemas, POEMAS DE AMOR, Letras de canciones y poemas.

DEPOESÍA. Letras de canciones, poemas de amor, desamor, muerte y desengaño. Poesía de todas las épocas y estilos
Letras en español, letras en inglés, versos de serenidad, alegría, lovcura y desesperación. Poemas para toos los estados de ánimo y ocasiones. Humor, sentimiento y reflexión
BUSCAR LETRAS DE CANCIONES O POESÍAS POR TÍTULO O AUTOR:

Publicidad

Poesías disponibles en POEMAS DE AMOR

Deposía. Un poema para cada momento.

POEMAS

.   - POEMAS DE AMOR.

Comentario de la obra:


     
    1. NADIE


    Nadie sabía para quién escribí esa canción intocable
    tampoco sabían que inventé un romance de arsénico y pájaros
    para respirar a través de sondas mágicas
    después de rehacer cada hebra y coser con cabellos y dientes
    una historia sin principio donde perdí el verbo en un laberinto oscuro
    sin una cuerda salvavidas o un nido de carne donde cobijar mi aliento.

    Desde siempre la canción perteneció a mi sombra más exacta
    a tus ojos petrificados donde no alcanza la marea
    esos ojos que son batallas, penínsulas lejanas
    viejo arcabuz, lluvia de estaláctitas
    y tú... lejano, al igual que el poema
    te adelantas a mi ceguera como una opera de viento
    instante cercano, la lenta prolongación de tus párpados
    será que viajo a través de estas sombras, estas solitarias ínsulas
    será que espero el navío que te traerá a este puerto.

    2. AZUCENA PALIDA PARA UN POEMA
    Escribir, par de ojos exactos, siempre verdes
    la rosa desgranada, párpado desvanecido
    cabalgar a lo largo de tu cadera dibujando un castillo de luz roja
    amar de principio a fin la batalla, ya sin tristeza ni vértigo.
    Un par de aves raudas dejan un testamento de silencio
    el cuerpo vespertino que se pierde entre el oleaje
    un poema de Vicente Aleixandre puede caber en tus pupilas
    en tus manos, en tu boca, signo de piedad y de deseo.
    Un poema que  me mira, me descifra
    en un oscuro y pantanoso juego de voces
    será que el rostro fiel de la tormenta, el juego de las libélulas
    el performance de las luciérnagas haciéndose finísimo espejo
    o el huracán insólito de tu sonrisa me pertenecen.
    Hoy día jugaremos con nuestros vientres de trigo
    hasta pertenecernos como palabra, puro verbo, retórica infinita
    como el agua pertenece a las anchas tempestades.
    me detendré en ese pedazo de hierba escondida
    para desaparecer de a pocos en un poema de carne que lleve tu nombre.
    3. XVR I
    Constelación luminosa, pupila-centauro, viento rosado
    una canción sulfurosa de amor  nos contempla
    son largos compases, azules sonatas
    cristalinas como el largo sonido de los tímpanos
    aves-madreselvas, aves – madrepolvo, ave-luciérnaga
    bosque de palabras hecho para el silencio.

    Un árbol borroso que se extiende en el recuerdo
    Las figuras agudas y violetas nada que tenga límites exactados
    piedras perdidas u hojas, nido de pájaros...todo perdido
    Como un cuerpo hecho hasta el absurdo de la belleza.


    4. MI SILENCIO COMPARTIDO
    Quién podría recordar el turbio beso de la muerte
    La noche, su breve rastro, el hueso ceniciento
    El temor a esos fantastas batallando en el abismo
    Cada rastro de pólvora en la vieja ventana del ocaso
    El negro fondo del   plato de vidrio, el mar lejano del inconsciente
    la mordedura de una parca, danza de brujas, turbia necedad de olfatear mi tacto
    tu boca como salvación final, final game
    final del aquelarre, final del juego absurdo, medusa, serpiente negra
    el miedo, mi cerebro arrinconado en un baúl como campana
    cables inconexos, memoria ancestral
    laberinto informe,  Teseo que perdió el hilo de plata
    y los números, seres irreales, duendes verdes, anonadados cuervos
    carretera del mundo, pulmones famélico.
    Detengo la respiración para encontrar la continuidad de los parques
    la calle plateada de Buenos Aires, tangos y milongas
    me detengo en el ascensor, huyo hacia las cataratas mágicas
    quiero detenerme en tu córnea sólo un leve instante
    háblame de ese complejo de Electra
    que desatan tus manos largas, tu voz indeleble
    cada vez que descubrimos la galaxia inalcanzable.

    5. LA CANCION QUE NOS MECE
    Detengo mi espejo en el umbral del desasosiego
    la canción que nos mece en la noche susurra una letre leve
    nos enroscamos cual sierpes milagrosas
    haciendo piruetas celestes en el espacio sideral
    debo encontrar esa música en otra vida o acaso en ésta
    todo como una promesa acústica, o címbalos durmientes
    eco de los truenos, instante en que desatamos la desnudez del día
    tus ojos feroces, tu voz que emana fuego ardiente
    te pierdes en esa sonata, todo tu cuerpo es música
    finalmente me escondo en tus bolsillos como una mariposa.

    ROXANA GHIGLINO










     

    DEPOESIA. Ovidio Nason. Vega de Magaz, León
    Poemas de grandeza, Poemas de locura, Poesía y versos de lucha, Poesía sobre la nostalgia, Poesía sobre la serenidad, Poemas de pasión, Sátira, humor y poesía burlesca, Poesía religiosa, Poesía erótica, Poemas sobre la alegría, Poesía del desengaño, Poesía existencial, Poesía social, Letras de canciones en inglés, Poesías al viento, Himnos y cantos de guerra. Busca letras, poemas o versos de cualquier autor en la ficha de cada apartado o en el buscador.