günstige unterkunft, billig unterkünfte, günstige pensionen, billige hostel, hotels und pensionen, billige zimmer, billig übernachtung, last minute urlaub
Posts RSS Comments RSS 10,583 Posts and 7 Comments till now

Sembradores de sombras

Sembradores de las sombras
que correis por la memoria
extendiendo la semilla
traidora de la cizaña:
es en vano vuestro esfuerzo
porque el amor nunca engaña
Es su voz límpeda y clara
iguyal que la voz del agua
que refleja nuestros ojos
cundo miramos al río,
la que dice las verdades
susurrándote al oído:
“nada importa si has pedido,
una, cien o mil estrellas,
nada importa si en el filo
de la duda me esperabas
si al final dijiste sí.
No importa cuanto he pedido
si al final te tengo a ti”
Odín

En los senderos del sueño

En los senderos del sueño,
donde la luz se extravía,
donde triunfa la porfía
del ingenuo clavileño,
donde se impone el empeño
de los ojos por mirar
la otr orilla de esemar
que renueva la esperanza,
allí vive la añoranza
del que ya no sabe amar
y no puede ni llorar
por los perdidos amores,
pues el quellora convierte
cada lágrima que vierte
en ramilletes de flores
que pugnan con sus colores
por sonrojar a una dama;
por eso las flores crecen
en el pecho del que ama.

Odín

Carpintero

carpintero ante el misterio
de un hijo que no conoces,
haz valer ahora tu imperio
de artesano ante las voces
que lo arrastran a un destino
de dolor y desatino,
de perdido sacrificio,
haz valer ahora tu oficio
y enséñale otro camino
antes de que el tiempo pueda
triturarlo con la rueda
de las pasiones humanas,
haz que sean tus mañanas
de taller y no de templo
para que sirva de ejemplo
tu esfuerzo ante la madera,
para que sepa algún día
ante la cruz que le espera
donde se halla la frontera
del valor y la porfía,
para que en su valentía
se conoca que el madero
que en Dios lo ha de transformar
es tan solo un leño más
en manos del carpintero.

Odín

Para ver cerró sus ojos

Para ver cerró sus ojos
abriendo su corazón
y se encontró los despojos
de la pérfida razón
que no sabe de caricias.
Abandonó las delicias
de los besos de otro tiempo
en el regazo de un viento
apátrida en indolente
y luego entregó su vida
porque así es la despedida
del que sabe que no siente.
Odín

theres no living without your loving

THERE’S NO LIVING WITHOUT YOUR LOVING

THERE’S NO LIVING WITHOUT YOUR LOVING

Manfred Mann

There’s no living without your loving, baby

I love you too much

If I can’t love you till the day I die

Then baby, oh baby, what good am I?

If I can’t reach out & know that you’ll be there

Then this ol’ world ain’t spinnin’ anywhere

CHORUS:

There’s no living without your loving

Without the magic of your tender touch

There’s no living without your loving, baby

I love you too much

& I wouldn’t want to live my life through

Knowing in my heart I never will have you

Oh, if I can’t hold you & kiss you anymore

Then what on earth am I living for?

(chorus)

Oh I love you too much

Oh much much too much

Oh baby

(chorus)

From: Collins Crapo

Nice old advertising
Continue Reading »

La copa rota, Benito de Jesús

Aturdido y abrumado
por la duda de los selos
se ve triste en la cantina
un bohemio ya sin fe
con los nervios destrozados
ignorado sin remedio
como un loco atormentado
por la ingrata que se fue
se ve siempre acompañado
del mejor de los amigos
que le acompaña y le dice
¡ ya esta bueno de licor !
nada remedia con llanto
nada remedia con vino
al contrario la recuerda
mucho mas su corazon
Una noche como un loco
mordió la copa de vino
y le hizo un cortante filo
que su boca destrozo
y la sangre que brotaba
confundiose con el vino
y en la cantina este grito
a todos estremecio
¡no te apures compañero
si me destrozo la boca
no te apures que yo quiero
con el filo de esta copa
borrar la huella de un beso
traicionero que me dio!
mozo, sirveme en la copa rota
sirvame que me destroza
esta fiebre de obsesion
mozo, sirveme una copa rota
quiero sangrar gota a gota
el veneno de su amor
mozo, sirveme en la copa rota
sirveme que me destroza
tanta fiebre de obsecion
mozo, sirvame otra copa rota
quiero sangrar gota a gota
el veneno de su amor.

SIEMPRE, Gioconda Belli

Siempre esta sensación de inquietud. De esperar más.

Hoy son las mariposas y mañana será la tristeza inexplicable, el aburrimiento o la actividad desenfrenada por arreglar este o aquel cuarto, por coser, por ir aquí o allá a hacer mandados, mientras trato de tapar el Universo con un dedo, hacer mi felicidad con ingredientes de receta de cocina, chupándome los dedos a ratos y a ratos sintiendo que nunca podré llenarme, que soy un barril sin fondo, sabiendo que «no me conformaré nunca» pero buscando absurdamente conformarme mientras mi cuerpo y mi mente se abren, se extienden como poros infinitos donde anida una mujer que hubiera deseado ser pájaro, mar, estrella, vientre profundo dando a luz Universos, novas relucientes… y ando reventando palomitas de maíz en el cerebro, blancas motitas de algodón, ráfagas de poemas que me asaltan todo el día y hacen que quiera inflarme como globo para llenar el mundo, la Naturaleza, para empaparme en todo y estar en todas partes, viviendo una y mil vidas diferentes…

Más he de recordar que estoy aquí y que seguiré anhelando, agarrando pizquitas de claridad, haciendo yo misma mi vestido de sol, de luna, el vestido verde-color de tiempo con el que he soñado vivir alguna vez en Venus

A ORILLAS DEL SAR, Rosalía de Castro

I

A través del follaje perenne
que oír deja rumores extraños,
y entre un mar de ondulante verdura,
amorosa mansión de los pájaros,
desde mis ventanas veo
el templo que quise tanto.

El templo que tanto quise…,
pues no sé decir ya si le quiero,
que en el rudo vaivén que sin tregua
se agitan mis pensamientos,
dudo si el rencor adusto
vive unido al amor en mi pecho.

2

¡Otra vez!, tras la lucha que rinde
y la incertidumbre amarga
del viajero que errante no sabe
dónde dormirá mañana,
en sus lares primitivos
halla un breve descanso mi alma.

Algo tiene este blando reposo
de sombrío y de halagüeño,
cual lo tiene, en la noche callada,
de un ser amado el recuerdo,
que de negras traiciones y dichas
inmensas, nos habla a un tiempo.

Ya no lloro…, y no obstante, agobiado
y afligido mi espíritu, apenas
de su cárcel estrecha y sombría
osa dejar las tinieblas
para bañarse en las ondas
de luz que el espacio llenan.

Cual si en suelo extranjero me hallase,
tímida y hosca, contemplo
desde lejos los bosques y alturas
y los floridos senderos
donde en cada rincón me aguardaba
la esperanza sonriendo.

FUNERAL, Vicente Aleixandre

Alguien me dice: ha muerto André Breton.
España, antaño en piedra bajo el sol.
Quemada, extensa, en lenguas se abrasó.
Pues ella entera y sola se entreabrió:
oh, voces minerales en que ardió.
Diversos, sin espera, sólo amor,
en desvarío alzados, solos no,
a solas, sola España, escoria y flor.
Oh desvarío: tierra, tú en tu voz.
Poetas. Sí, Poeta en Nueva York.
También, corriendo fiel, Un río, un amor.
Allá Sobre los ángeles sonó
el trueno. No; la luz. La destrucción.
Oh luz de ciega noche y verde sol.
Erguidos, misteriosos, su clamor
se abrió, duró. Callaba y se extendió.
Por eso bajo el fuego está la voz.
Por eso en sólo piedra se oye el son.
Coro andaluz real que no cesó.
Que suena en vida o muerte, en su pavor.
Que alarga un mudo brazo y dice adiós.
Adiós, André Breton.

La balada de la masturbadora solitaria (Anne Sexton)

 

Al final del asunto siempre es la muerte.

Ella es mi taller. Ojo resbaladizo,

fuera de la tribu de mí misma mi aliento

te echa en falta. Espanto

a los que están presentes. Estoy saciada.

De noche, sola, me caso con la cama.

Dedo a dedo, ahora es mía.

No está tan lejos. Es mi encuentro.

La taño como a una campana. Me detengo

en la glorieta donde solías montarla.

Me hiciste tuya sobre el edredón floreado.

De noche, sola, me caso con la cama.

Toma, por ejemplo, esta noche, amor mío,

en la que cada pareja mezcla

con un revolcón conjunto, debajo, arriba,

el abundante par en espuma y pluma,

hincándose y empujando, cabeza contra cabeza.

De noche, sola, me caso con la cama.

De esta forma escapo de mi cuerpo,

un milagro molesto, ¿Podría poner

en exhibición el mercado de los sueños?

Me despliego. Crucifico.

Mi pequeña ciruela, la llamabas.

De noche, sola, me caso con la cama.

Entonces llegó mi rival de ojos oscuros.

La dama acuática, irguiéndose en la playa,

un piano en la yema de los dedos, vergüenza

en los labios y una voz de flauta.

Entretanto, yo pasé a ser la escoba usada.

De noche, sola, me caso con la cama.

Ella te agarró como una mujer agarra

un vestido de saldo de un estante

y yo me rompí como se rompen una piedra.

Te devuelvo tus libros y tu caña de pescar.

El periódico de hoy dice que se han casado.

De noche, sola, me caso con la cama.

Muchachos y muchachas son uno esta noche.

Se desabotonan blusas. Se bajan cremalleras.

Se quitan zapatos. Apagan la luz.

Las brillantes criaturas están llenas de mentiras.

Se comen mutuamente. Están más que saciadas.

De noche, sola, me caso con la cama.

Next Page »